En taludes muy irregulares, con piedra muy suelta, la malla de triple torsión se adosa al talud mediante piquetas de acero corrugado o pequeñas placas de adose que evitan la separación de la malla del talud e impiden que las rocas desprendidas adquieran velocidad, lo que contribuye a un mejor comportamiento de la malla en caso de desprendimientos.

Viernes 27 de Abril del 2018
©2018 MONTAÑA RESTAURACIÓN MEDIOAMBIENTAL S.L.