En taludes donde se observan bloques de un tamaño medio que sean susceptibles de desprenderse, la malla de triple torsión puede reforzarse mediante cable de acero y bulones de (tipo Gewi o similar) perforados en la roca. La cuadrícula de perforación varía en función de cada obra, proyecto y estado del talud.

La cuadrícula de perforación debe ser flexible en cuanto a sus espaciamientos verticales y horizontales ya que en la medida de lo posible, debe procurarse instalar los bulones de refuerzo en las depresiones del talud (zonas “valle”) para que de esta forma el cable de refuerzo y por extensión la malla de triple torsión, queden en contacto con la superficie del talud. Es recomendable por ello, que la instalación de la malla sea adosada previamente a la colocación del cable para que esté lo más “pegada” posible a la superficie. 

Viernes 27 de Abril del 2018
©2018 MONTAÑA RESTAURACIÓN MEDIOAMBIENTAL S.L.