Las pantallas dinámicas son sistemas de retención específicamente diseñados para detener y absorber impactos de alta energía. Se componen de una estructura de postes articulados y anclados al terreno que sirven de soporte al cerramiento de la pantalla, que está constituido de malla de triple torsión complementada con red de cable o red de anillos en función de la capacidad de absorción de energía requerida. Los cables longitudinales y de monte se anclan al terreno mediante eslingas y llevan incorporados los disipadores de energía, que son los elementos deformables que permiten absorber la energía del impacto mediante rozamiento o deformación. El historial de desprendimientos, el tamaño de los bloques desprendidos, la topografía, la forma de los bloques, la altura de caída, la presencia de vegetación y la naturaleza y distribución de los materiales que se encuentran los bloques en su caída, son factores relevantes para el dimensionamiento adecuado y la capacidad de absorción de energía de la pantalla.

Existen ocasiones en las que las pantallas deben situarse en lugares con difícil acceso y a cierta altura de las edificaciones / vías a proteger lo que dificulta enormemente la logística de los trabajos a desarrollar.

Jueves 22 de Febrero del 2018
©2018 MONTAÑA RESTAURACIÓN MEDIOAMBIENTAL S.L.